Historia de los Front Oil Coolers

Historia de los "Front Oil Coolers" (Radiadores frontales de Aceite)

Ámalos u odialos, probablemente ellos siempre estarán en escena de los autos clásicos japoneses. Aparecieron por primera vez en los autos de carreras Hakosuka* en los comienzos de los 70.



Entiendo que en autos de carreras, el montaje siempre me pareció ser muy funcional. Pero las líneas de aceite súper largas siempre me han dejado algo incómodo. Supongo que en un coche de carreras es siempre acerca de "la funcionalidad sobre todo lo demás" y acoples rectos son mucho más simples. No me malinterpreten, este Celica me vuelve loco! pero en mi opinión, las líneas del cooler de aceite son simplemente una tontería, no importa el estilo por el cual vamos a ir.

De todos modos, estoy divagando de nuevo. La única razón que me impulsó a escribir este tema de coolers de aceite montados en frente se debe a que me encontré con uno que fue montado tan perfectamente en un Hakosuka.


Ooooohhhh se ve tan Clean!! Mire lo que un par de codos de 90 grados y accesorios de montaje bien seleccionados pueden conseguir! Por otra parte tal vez me estoy perdiendo el punto, y se supone que deben ser montados crudamente y al mejor estilo Mad Max. Al igual que cualquier otra cosa, supongo que todo es una cuestión de preferencia. Pero si construyo un auto Hakosuka listo para la pista, el radiador de aceite no va a tener 60 cmts de manguera extra ;) Es por eso que este Skyline C10 es tan sexy ¿qué tal mas una foto?



Tan simple, tan Clean, Hermoso!

Ustedes puede hacer lo que quiera con sus coolers de aceite, pero vamos a por lo menos mantener sus intercoolers, donde se supone que deben estar ...... jajaja!



* En 1969 aparece el motor S20 de seis cilindros, con 2000 cc y 160 cv, diseñado para equipar al Skyline GT-R. Recibió el nombre interno de PGC-10 (KPGC-10 la versión coupé). Internamente era llamado Hakosuka (Hako –caja en japonés, por la forma de su carrocería– y Suka -la abreviación de Skyline en japonés-). El motor equipado era igual al de los coches más potentes de la época y era similar al motor GR8 usado en el coche de competición de Nissan, el R380.

Compartir esta página