RAT Style

Concepto y definición del RAT Style o RAT Look

El término RAT Style o RAT look, se caracteriza por conseguir que el vehículo tenga una apariencia envejecida. Con este fin se utilizan colores mates con un efecto óxido, se les quita el brillo a los cromados, etc. En cuanto al interior, generalamente se mantiene impecable, pero con detalles similares al exterior, viejos, oxidados, pero todo en su lugar.

Este estilo es especialmente popular en los vehículos de la marca Volkswagen y otros alemanes, aunque no están limitados a estos.

Los vehículos con look RAT parecen un concepto relativamente nuevo, pero no lo son. Los hot rods a partir de los años 20 son frecuentemente estilizados como "rat rods". RAT significa "Recycled Automotive Transport", o Transporte Automotivo Reciclado, y consistía en tratar de mantener el vehículo en las calles por la menor cantidad de dinero posible, frecuentemente prestando partes de otros autos y adornando el coche con accesorios de época, pero lo más abollados posible.

Los vehículos de este estilo deben cumplir con una serie de características:

Carrocería y pintura:
La carrocería del auto se caracteriza por mantener el color original, con partes oxidadas, o en ocasiones, toda la carrocería oxidada. El óxido de la carrocería puede conseguirse de manera natural por el tiempo, que son mucho más valorados, así como de manera artificial, pelando la pintura y dejando a la intemperie para que se oxide. Existen varios métodos de conseguir el efecto oxidado. El óxido no es mandatorio para que un auto califique como RAT, aunque es un elemento muy influyente en este estilo.


VW Beetle (Fusca) con la carrocería completamente oxidada.

Existe una variante denominada Nu-RAT, que se trata de autos modernos con elementos RAT, generalmente el capó o una pieza del guardabarros totalmente oxidada, contrastando así con la pintura impecable del resto de la carrocería.


VW Golf MKIII con partes de la carrocería oxidada, y varios elementos RAT.

Otro elemento muy utilizado es el rack de techo, utilizado para cargar barriles de madera o de metal oxidado, bicicletas viejas, maletas de cuero viejas, etc. Todos estos elementos deben estar en armonía con el resto del vehículo.

Mecánica:
La pinta de antigüo no se corresponde con el estado de su motor. De hecho, suelen tener motores con una potencia multiplicada, un funcionamiento mecánico impecable y un gran trabajo de mantenimiento detrás. El RAT Style surgió a partir de unos propietarios de coche que se gastaban grandes sumas en mantener a tope la mecánica sin preocuparse por el aspecto.


Motor BMW V8 del legendario Rat Rod de StanceWorks, Ford Model A de 1928.


El Rat Rod más emblemático, el Ford Model A de StanceWorks.

Ruedas y llantas:
Este estilo es bastante abierto en cuanto a llantas, permitiendo utilizar llantas muy anchas de estilo europeo, con cromado o dorado impecable, contrastando así con la carrocería oxidada y vieja. Así también, está permitido utilizar llantas viejas, es muy popular el uso de llantas comunes de hierro ensanchadas, conocidas como 'steelies', con las cubiertas muy estiradas. También está permitido el uso de las llantas originales.


Un BMW Serie 5 E28 luciendo unas brillantes llantas Ronal Wheels de 17x11 pulgadas, mientras el resto de la carrocería está totalmente oxidada.

Líneas originales:
Se busca siempre mantener la originalidad del auto, sin piezas adaptadas de otros modelos, sin importar el estado de deterioro de las piezas.


Este VW Panel Van (Combi) de 1963, conserva las líneas originales del auto, con un estilo totalmente RAT, manteniendo la firma de la marca y la identidad del auto.

Interiores:
El interior de los vehículos RAT son bastante trabajados, se debe conseguir la armonía entre elemenos viejos del interior y un look limpio. Se debe tener en cuenta que un interior viejo y descuidado no es lo mismo que un interior RAT.




Interior totalmente trabajado del BMW Serie 5 E28 "Rusty Slammington".

Hay que tener en cuenta que hay una fina línea que separa un auto RAT de un auto viejo y descuidado. Un auto RAT presenta los elementos citados más arriba de manera prolija, mientras que un auto viejo y descuidado literalmente se cae a pedazos.

Compartir esta página